17/07/2015

Un recorrido a través de tres siglos de historia naval

La ciudad de Ferrol está estrechamente ligada al mar desde sus orígenes, que se remontan al siglo I, y en los que quedó constancia de la existencia de un castro costero en lo que ahora es su zona vieja. Su privilegiada localización costera, junto con las condiciones geoestratégicas de su ría convirtieron a Ferrol en un punto sumamente atractivo para los Borbones que, en el siglo XVIII, se decidieron a reorganizar la Marina de Guerra dividiendo el litoral de la península en tres departamentos marítimos con el objetivo de defender al país de los ataques a través de la costa y de proteger las colonias americanas. Ferrol pasó a ser capital Departamento del Norte y en ella se levantaron una serie de infraestructuras dedicadas a la construcción y la defensa naval. Todos los amantes de la navegación, así como los interesados en recorrer espacios con un gran aval histórico, pueden hacerlo a través de Five Sensations. En nuestra agencia nos encargamos de organizar visitas privadas en las que podrás descubrir de primera mano los entresijos de una de las mayores bases militares de toda Europa.

RiaFerrolAsteleiros

La visita comenzaría en el Arsenal Militar de Ferrol. En él, se llevaría a cabo un recorrido guiado en el cual se explicaría la historia y el desarrollo de esta importante base naval, así como su uso actual, para apreciar de este modo la evolución y calidad de unas instalaciones militares cuyos orígenes si sitúan en el siglo XVIII. Esta visita se puede completar con una interpretación de las formas de los buques que están frecuentemente atracados, utilizando un esquema genérico que permita reconocer sus características. En concreto se accedería al interior de una fragata F-100 para conocer cómo y en qué trabaja la tripulación de estos buques antiaéreos  de 147 metros de eslora que en la actualidad son utilizados por la Armada Española.

blasdelezo

El recorrido concluiría, según los días que los interesados eligiesen, con una visita al astillero ferrolano de Navantia, abierto al público únicamente los sábados y domingos, o con una visita a Exponav, la Exposición Nacional de la Construcción Naval abierta al público también de lunes a viernes. En el astillero, dedicado desde el año 1730 a la construcción y reparación de buques de la Armada Española, los visitantes podrán asistir a su poco conocida Exposición Permanente, un pequeño museo en el que se repasan, a través fotografías y diversos elementos de trabajo, los últimos 85 últimos años de historia de Navantia. Además de visitar la citada galería, se realizará un recorrido por todas las instalaciones del astillero, en las que se conocerá de primera mano el proceso de construcción de buques y cómo estos se mantienen y se reparan.

Por su parte, Exponav, una sala situada en el edificio restaurado de las antiguas Herrerías del Arsenal de Ferrol, ofrece en sus más de 4.000 metros cuadrados de exposición, un repaso por la evolución de la construcción naval desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Lo hace a través de una amplia amalgama de elementos pedagógicos e interactivos que se distribuyen en dos plantas: en la planta superior hay una sala para exposiciones temporales y una serie de salas temáticas dedicadas, por ejemplo, a la historia de la Armada Española o al antiguo astillero de Astano. La planta baja se centra en las técnicas de construcción de un buque y, al final del recorrido, el visitante podrá acceder a una recreación de un camarote antiguo y uno similar a los existentes en la actualidad.

PR171