02/10/2015

San Froilán convierte a Lugo en el epicentro de la vida social gallega

La ciudad de Lugo está a un día de dar el pistoletazo de salida a su fiesta más célebre. Como viene siendo habitual desde mediados del siglo XVIII, la urbe romana rinde homenaje a su patrón, San Froilán, por medio de una serie de actividades encaminadas a fomentar la participación y el disfrute de todo tipo de públicos.

Esta celebración de origen religioso ha pasado a ser, con el paso de los años, el principal reclamo de una capital de provincia con un patrimonio artístico y arquitectónico con multitud de reconocimientos –su monumento más famoso, la muralla romana, fue declarada Patrimonio Mundial en el año 2000. Desde Five Sensations, realizamos un balance histórico y programático de los festejos del San Froilán.

1024px-Muralla_de_Lugo_-_03

Historia

Según lo atestiguan numerosas crónicas, el santo Froilán nació muy cerca de Lugo en el año 832. A una edad muy temprana, decidió abandonar el hogar paterno para comenzar a vivir como ermitaño en las montañas del Cebreiro y el Bierzo, dedicándose por completo a la predicación y la oración. Tras el fallecimiento del obispo de León en el año 900, el entonces rey Alfonso III nombró a Froilán su sucesor por petición popular, un cargo que ostentaría hasta su muerte, el 5 de octubre del año 904. Desde ese momento, su figura sería venerada en los dos lugares que habían marcado su vida: Lugo y León. Como es habitual, las vivencias místicas del santo quedaron para siempre impresas en el imaginario colectivo de la comunidad cristiana. La más importante está presente en toda la iconografía religiosa que se le ha dedicado a San Froilán a lo largo de los años. La leyenda cuenta que, en una de sus peregrinaciones, el santo se topó con un lobo hambriento que, al ver al asno que lo acompañaba, se abalanzó sobre él para devorarlo hasta que advirtió la calmada reprobación de Froilán. A partir de ese mismo instante, el lobo perdió el miedo a los humanos y al fuego y acompañó al santo el resto de su vida portando las alforjas.
Junto con la festividad religiosa dedicada al santo, nacieron la feria y la fiesta tal y como hoy las conocemos. El día de 5 de octubre la ciudad de Lugo se convertiría en un gran mercado en el cual se realizaban transacciones comerciales con todo tipo de productos, desde artesanía y alimentos de la tierra hasta ganado. En la actualidad, la relevancia de los mercados al aire libre ha sido eclipsada por las atracciones de tipo musical y culinario.

7242086280_c308ea98d1_b

Programa

Si hay algo que caracteriza a las fiestas de San Froilán es el amplio y variado abanico de ofertas de ocio presentes en su programa año tras año. De entre todas las propuestas, las gastronómicas y las musicales se convierten, de forma indiscutible, en el principal reclamo. Así, en esta nueva edición de los festejos que comenzará mañana día 3 de octubre y se prolongará hasta el día 12 —durando un día más de lo habitual —, cuenta con varios platos fuertes dirigidos a diferentes tipos de público. Por una parte, la feria de gastronomía y de artesanía Gastroarte volverá a impregnar de diferentes sabores lucenses la céntrica Avenida Ramón Ferreiro. Los más pequeños de la casa dispondrán de un conjunto de ofertas lúdicas pensadas especialmente para ellos: juegos de globoflexia, actividades acuáticas, actuación de La Granja Show Infantil, malabares, cuentos musicales, etc.

Las propuestas sonoras llegarán en forma de estilos tan diversos como atrayentes. Por Lugo desfilarán, entre otras formaciones musicales, la banda valenciana de rap Los Chikos del Maíz; la cantautora Anni B.Sweet; el compositor Kiko Veneno; las agrupaciones folclóricas Treixadura y Riobó; el productor Carlos Jean o la banda murciana M-Clan.

En cuanto al folclore gallego, alcanzará su punto álgido en el conocido como “O Domingo das Mozas” —el domingo del segundo fin de semana de las fiestas, que nació como una forma de emancipación de las mujeres gallegas quienes, ese día, se dirigían a Lugo para pasar una jornada fuera de la casa paterna en una época en la que esta libertad estaba coartada en gran medida—, un día en el que la exaltación del traje y la música popular gallega cobra una relevancia especial respaldada por la tradición lucense.

Empanadas_gallegas-diversia

Fuentes: