04/09/2017

Disfruta de la Ruta de la Sidra en Asturias este 2017

El otoño asturiano tiene olor a manzana

Aquellos que ya hayan viajado a Asturias, sabrán del simbolismo que la sidra tiene en todos los ámbitos de la vida en este territorio. Además de ser el principal emblema de su gastronomía, la sidra se ha convertido en parte de su idiosincrasia. Las cifras hablan por sí solas. Y es que Asturias cuenta con 500 variedades de manzanas que sirven para producir alrededor de 50 millones de litros de sidra al año.
Aunque este producto puede ser degustado en toda Asturias, existen seis localidades que forman la conocida como Comarca de la Sidra. Se trata de Cabranes, Bimenes, Villavicosa, Nava, Colunga y Sariego. En estos pueblos, los visitantes pueden descubrir la historia detrás de la bebida, además de conocer su proceso de producción de primera mano. La Ruta de la Sidra está capitaneada por lagares —bodegas de sidra—, pomaradas —plantaciones de manzanos— y por un rico patrimonio cultural.

Un producto con denominación

Aunque existen otros territorios productores de sidra, como Euskadi o Navarra, la producción asturiana copa el 80% del total nacional. Esta última cuenta, además, con la particularidad de ser la única sidra en el mundo que se escancia. Con el escanciado, se consigue una mayor oxigenación del producto y esto realza propiedades como su olor y sabor. Todas estas peculiaridades dieron lugar al nacimiento de la Denominación de Origen ‘Sidra de Asturias’. Este reconocimiento no solo supone una garantía de calidad, sino que también pone en valor la relevancia histórica de este producto.

barrio de la sidra

Patrimonio cultural

Los municipios de la Comarca de la Sidra cuentan con reconocimientos y peculiaridades culturales dignas de descubrir.
Sariego recibió en el año 2006 el Premio Príncipe de Asturias por “su compromiso con la historia y las tradiciones locales, su capacidad de iniciativa y movilización social y su espíritu de comunidad”. Entre los principales atractivos del municipio están la iglesia prerrománica de Santiago de Sariego o la iglesia románica de Santa María de Narzana.
En Nava se encuentra el Museo de la Sidra. Este centro se dedica a la exposición de técnicas nuevas y ancestrales de la producción de sidra y a su relación con la cultura asturiana.
En Bimenes destacan construcciones como el palacio de Martimporra, un edificio del siglo XVII declarado Monumento Histórico Artístico en 1982. También en esta localidad se ubica la Casa de Les Radios. Este espacio invita a descubrir la evolución de la radio a lo largo de los siglos.
La localidad de Colunga alberga el Museo del Jurásico. Este un centro analiza la evolución de la Tierra desde su origen hasta la aparición de los humanos, haciendo hincapié en la Era de los Dinosaurios.
Los frondosos bosques y extensos prados son la seña de identidad más importante de Cabranes. Con ellos comparten protagonismo los vestigios del románico rural presentes en templos como la iglesia de San Julián de Viñón.
Villaviciosa es una de las localidades más extensas de Asturias y su origen se remonta al Medievo. Sus monumentos más relevantes son el “Conventín” y el Monasterio de Santa María de Valdediós.

palacio de Martimporra

Belleza paisajística

Dentro de Colunga y Ribadesella se encuentra la Sierra del Sueve, que se extiende también por las localidades de Caravia, Parres y Piloña. El conjunto montañoso tiene una superficie de 8112 hectáreas y está declarado Paisaje Protegido, dentro de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos (RRENP).
La sierra ofrece, en uno de sus puntos, una de las vistas de mayor belleza de la costa asturiana. Este punto no es otro que el Mirador de Situ, ubicado en el Pico Pienzu (1.159m.), y desde el que se pueden divisar incluso los Picos de Europa.
Entre la flora autóctona que visible en la sierra están los robles, fresnos, castaños y avellanos y, en las zonas más bajas, los alisos, álamos y sauces. Por su parte, la fauna está presidida por especies como gamos, anguilas, mirlos acuáticos, buitres leonados o caballos asturcones —unas de las especies más antiguas del mundo—.

sierra del Sueve

Sidroterapia

No son pocas las propiedades que la sidra tiene para la salud. Estos beneficios no solo pueden ser logrados a través de su ingesta, sino que también están presentes en diversos tratamientos terapéuticos. A través de masajes, baños en burbujas de sidra o envolturas corporales se puede conseguir en rejuvenecimiento de la piel, su tonificación y la total relajación del cuerpo.

sidroterapia