21/08/2017

Los vinos del Norte de Portugal: una ruta por cada denominación

wines of portugal

Portugal es el sexto productor de vinos del mundo. No es de extrañar, por tanto, que una de las principales demandas de sus visitantes vaya encaminada a disfrutar de las peculiaridades de sus caldos. En el norte del país vecino destacan cinco regiones vitivinícolas en las que, además de degustar sus productos y descubrir las entrañas de su proceso de elaboración, los viajeros podrán disfrutar de auténticos emblemas culturales y paisajísticos.

Vinhos Verdes. Esta región vitivinícola es la más extensa del país vecino. En total, se extiende a lo largo de 34.000 hectáreas. Según ciertas particularidades como el clima o los tipos de vinos, la región de los Vinhos Verdes se subdivide en nueve regiones: Lima, Cávado, Amarante, Ave, Basto, Baião, Monção, Palva y Sousa.
La zona de producción de los vinos verdes se encuentra entre el río Miño y el Valle de Cambra. Su nombre se debe a la juventud de la uva con la que se elaboran, que les confiere un toque ácido y una frescura características.

Además de disfrutar del sabor de sus caldos, podrás visitar diferentes territorios y monumentos de gran valor cultural. El centro histórico de Guimaraes, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2001, es un ejemplo de la evolución arquitectónica de Portugal entre los siglos XV y XIX. Su ciudad vecina, Braga, atesora dos siglos de historia que la convierten en una de las ciudades más antiguas de Portugal. Monumentos como el Santuario de Bom Jesus o la catedral son algunos de los exponentes de esta veteranía.

Región de los Vinhos Verdes. De catavino.net

Oporto y Douro. Las uvas del Oporto y el Douro son cultivadas en las terrazas del Duero, catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Son precisamente estas zonas de cultivo las que hacen de la Región del Alto Duero una de las más bellas de Portugal. Los vinos del Duero se clasifican en tintos, rosados y blancos, aunque también se produce Moscatel, vino joven, vino de cosecha tardía y vino espumoso del Duero. De entre todas las especialidades del Duero destaca el Oporto. Este caldo es famoso por su dulzor, y es que se elabora mediante la interrupción de la fermentación del mosto.

En esta región vitivinícola podrás admirar la inmensidad de la naturaleza escarpada del Duero desde el mirador São Leonardo de Galafura. Si prefieres descubrir el patrimonio arquitectónico de este territorio, puedes visitar ciudades como Lamego, donde está el Santuario barroco de Nossa Senhora os Remedios.

Región del Alto Douro. De Hotel Aquapura

Dão-Lafões. Ubicada entre el litoral y el interior de Portugal, esta región destaca por sus vinos blancos y tintos. Los primeros son aromáticos y afrutados. El aroma destaca también en los segundos, que tienen más cuerpo. Los tintos de Lafões, una región de transición entre la región de Dão y la de los Vinhos Verdes, tienen una mayor acidez similar a la de estos últimos.

El termalismo y el turismo cultural comparten en el protagonismo con el enoturismo en esta región. Su ciudad más importante, Viseu, cuenta con monumentos pertenecientes a distintas épocas. Necrópolis y dólmenes prehistóricos se fusionan en su paisaje con fortificaciones medievales o templos de estilos que van desde el barroco hasta el rococó. Precisamente en Viseu se encuentra también el centro termal de São Pedro do Sul. Se trata de una de las termas más visitadas del país por sus cualidades curativas y que sirve como punto de partida para descubrir las propiedades saludables de las aguas de la región.

Región de Dão-Lafões. De winetourismportugal.com

Távora-Varosa. Esta región vitivinícola se extiende a lo largo de unas 2.100 hectáreas. En ellas, predominan los suelos graníticos y el clima continental, presidido por temperaturas de extremos. Se trata de una zona cuya producción vinícola es ancestral, ya que existen evidencias que la sitúan en el Imperio Romano. Las viñas crecen entre 500 y 800 metros sobre el nivel del mar. Esto provoca que las uvas retengan mejor la acidez en unas condiciones óptimas para vinos espumosos. Desde hace un siglo, esta región contiene también plantaciones de Chardonnay y Pinot Noir, ambas especies originarias de Francia.

Con respecto al patrimonio cultural de esta región, existen huellas del paso de romanos, suevos y visigodos por ella. También fue uno de los territorios predilectos para la Orden del Císter. Prueba de ello es el Monasterio de San João da Tarouca, el primero erigido por dicha orden el territorio luso.

Región de Távora-Varosa. De Portugal Products Behn

Trás-os-Montes. Se trata de una región montañosa y de suelos en su mayoría graníticos, se divide en tres subregiones: <a href="Chaves, Valpaços y Planalto Mirandês. Como ocurre con Távora e Varosa, el cultivo de su vid la llevaron a cabo los romanos por primera vez. La metamorfosis que experimenta su paisaje al tiempo que se recorre, la convierte en una de las regiones más atractivas. Destacan sus extensos valles verdes, sus olivares y almendros en flor y sus viñas centenarias. Los cultivos presentan diferencias según las subregiones a las que pertenezcan. En el Planalto Mirandês se ven influidos por el río Douro. En chaves, la vid se planta en las terrazas de pequeños valles que van a parar al río Tämega. Valpaços, por su parte, se ubica en una extensión plana cruzada por diversos riachuelos.

Región de Trás-os-Montes. De clubedevinhosportugueses.pt