24/09/2015

Los 7 bares con más encanto de la España Verde

‘¡Bares, qué lugares!’, decía la canción. Y es que, por todos es conocida la buena reputación de la que gozan estos establecimientos en nuestro país. Más allá de su función esencial –la oferta de bebidas y aperitivos varios–, los bares se han convertido en lugares propicios para todo tipo de reuniones que abarcan desde el ámbito familiar o amistoso hasta el profesional. Todos conservamos en nuestra memoria alguna anécdota vivida en un bar, y en muchas ocasiones este tipo de locales son un signo distintivo de un determinado territorio – ¿quién no relaciona la ciudad de París con sus famosos cafés de estilo bohemio?–. En la actualidad, es cada vez mayor el número de negocios hosteleros que aprovechan las características comunes de su público objetivo o del lugar donde se ubican para dar un toque distintivo a su diseño y decoración. A continuación os presentamos una selección de los bares más originales de las regiones incluidas en la España Verde: Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco.

Tosta e Tostiña, Santiago de Compostela (Galicia)

Los bizcochos, las tartas y los cupcakes son los productos más demandados de esta curiosa tetería compostelana. Decorado con un colorido estilo vintage, el local de Tosta e Tostiña nos traslada, a través del olor a repostería recién horneada y un ambiente acogedor, a las cocinas de nuestras abuelas.

Tosta e Tostiña

Basque Taberna, Hondarribia (País Vasco)

Las dos grandes pasiones de los dueños de este bar ubicado en el puerto deportivo de Hondarribia, el surf y la Real Sociedad, quedan patentes en su decoración de estilo modernista. Tanto en la ornamentación del local como en su carta no faltan las referencias deportivas, presentes en bocadillos bautizados con nombres de futbolistas o en paredes adornadas con tablas de surf.

Basque

Pandelino Bakery Shop, A Coruña (Galicia)

Cuando uno entra en este coqueto local coruñés, no queda indiferente ante su impecable decoración de estilo provenzal. Pandelino dispone de varios tipos de mesas adaptadas al número de clientes que deseen tomar algo en un ambiente pintoresco en el que, además de la posibilidad de disfrutar in situ de multitud de víveres elaborados de forma artesanal, existe una zona comercial en la que todos aquellos que deseen adquirir alimentos, e incluso menaje, puedan hacerlo. Los más pequeños de la casa disponen de su propia zona de juegos, algo que ayuda a crear un ambiente familiar en el lugar.

Pandelino

El Machi, Santander (Cantabria)

Cercano al puerto de Santander, El Machi es una taberna distribuida en dos alturas acondicionadas tanto para los que quieran disfrutar de un tentempié alrededor de la barra como para aquellos que prefieran comer en un espacio con mayor tranquilidad. Su decoración interior, en la que sobresalen los tonos blancos y azules, es una oda al ambiente marinero e industrial de la capital cántabra.

El Machi

La Botica Indiana, Gijón (Asturias)

Esta franquicia hostelera posee varios locales con encanto distribuidos en diferentes localidades asturianas –Avilés, Candás, Pravia, Oviedo, Gijón…– y, aunque con diferente decoración, todos cuentan con un denominador común: un toque rústico y antiguo que los hace únicos. Las especialidades de la Botica Indiana abarcan desde las infusiones o los chocolates, perfectos para acompañar sus desayunos, hasta los cócteles o el vermut.

La Botica

La Malinche Bar, Santander (Cantabria)

Si por algo destaca este singular bar inaugurado en 2012 es porque el estilo cosmopolita de su diseño interior casa a la perfección con el carácter innovador e internacional de su carta, en la que destacan platos como las hamburguesas con queso cántabro, el pan de pita con pollo al curry o la ensalada de pollo picasuelo marinado y yogur. La Malinche cuenta con materias primas de calidad con las que recrean recetas de diferentes países mezclando en ellas elementos típicos de Cantabria. Para todas aquellas personas que quieran cuidar su línea sin renunciar a la original combinación de sabores, el local ofrece un menú dietético.

La Malinche

Carta de ajuste, Oviedo (Asturias)

Con una original decoración en la que no faltan referencias al término televisivo que le da nombre, esta taberna está dividida en cinco zonas entre las que podemos elegir según nuestras preferencias y el tipo de reunión que vayamos a celebrar. Entre ellas, se encuentra la barra, una terraza exterior y una interior, un comedor informal y uno más sobrio desde el que se puede ver la cocina. Entre los platos estrella de Carta de ajuste se encuentran el coulant de chocolate con helado de naranja, el típico cachopo asturiano, o la ventresca de bonito.

Carta de ajuste