28/07/2015

El Camino de Santiago, sobre raíles

El Camino de Santiago es uno de los principales atractivos turísticos de nuestro país tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. No en vano, dispone de dos distinciones que ponen de relieve su valor cultural, histórico y espiritual: Primer Itinerario Cultural de Europa (1987), y Patrimonio de la Humanidad (1993). Muchos son los viajeros que, cada año, se deciden a emprender un periplo hacia la Ciudad Santa repleto de experiencias que marcarán el resto de sus vidas.

El verano es una época especialmente indicada para realizar el Camino de Santiago y disfrutar de largos días en contacto con la naturaleza, el patrimonio y la gastronomía, pero esto únicamente es posible si se dispone  de una gran resistencia atlética para sobrellevar las largas caminatas diarias bajo altas temperaturas o si el viajero se decide a vivir la célebre ruta desde un medio de transporte que le permita gozar de todo tipo de comodidades durante el trayecto al tiempo que disfruta, de primera mano, de cada uno de los encantos del entorno que le rodea. A continuación os hablaremos de esta última opción, las rutas en trenes de lujo, especialmente indicadas para todas aquellas personas que buscan la exclusividad, huyendo de la masificación que suele darse en este peregrinaje.

Transcantábrico
Se trata del tren turístico de más antigüedad en España. Y es que se ponía en marcha hace más de treinta años para ofrecer una experiencia única a los viajeros más selectos. El Transcantábrico parte desde León y recorre, en 8 días y 7 noches, un total de 18 municipios del norte de España: León, Cistierna, Villasana de Mena, Guardo, Bilbao, Santander, Cabezón de la Sal, Santillana del Mar, Arriondas, Oviedo, Candás, Avilés, Gijón, Luarca, Ribadeo, Viveiro, Ferrol y Santiago de Compostela.
Su interior cuenta con una decoración que invita a viajar hasta comienzos del siglo XX y en la que se cuida hasta el más mínimo detalle con el objetivo de que los clientes disfruten de una estancia de 5 estrellas. Para permitir un mejor descanso en cada una de sus 14 suites, el tren detiene su recorrido durante la noche. El número limitado de pasajeros permite una mayor personalización de los servicios ofrecidos, que van desde excursiones a lugares destacados en compañía de un guía profesional, hasta una exquisita carta gastronómica elaborada con productos típicos de las localidades de la cornisa cantábrica —los mejores maricos y pescados frescos, fruta de temporada, jamón ibérico, etc. — disponible tanto a bordo como en los reconocidos restaurantes que se visitarán durante el viaje.

101364821142Train El Transcantabrico Luarca Bridge doc

Al-Andalus
Para aquellos que se decanten por un trayecto de menor duración, el tren Al-Andalus ofrece un recorrido que abarca, únicamente, las Comunidades de Castilla y León y Galicia y que dura 4 días y 3 noches. Como su nombre indica, este tren dispone de rutas a lo largo de toda Andalucía, pero también cuenta con un itinerario centrado en el Camino de Santiago que parte desde León. Con una capacidad máxima de 64 pasajeros, el Al-Andalus tiene sus 15 coches decorados siguiendo un estilo muy similar al del mítico Orient Express, un tren que comenzó a unir, durante el siglo XIX, Europa Occidental con el Sudoeste Asiático. Sus elegantes salones, construidos durante la primera década del pasado siglo, y sus amplios ventanales, añaden una atmósfera de confort y sofisticación a cualquier viaje por la geografía española. Al igual que en el Transcantábrico, los pasajeros realizarán visitas guiadas y podrán degustar platos elaborados de forma exclusiva por chefs especializados en la gastronomía del norte de España.

Al Andalus