21/07/2015

Descubriendo los secretos de un velero centenario

La embarcación Joaquín Vieta fue construida por el industrial del mismo nombre en la Ría de Muros-Noia en el año 1916, en concreto fueron los astilleros de O Freixo, situados en la localidad coruñesa de Outes, los que vieron nacer al que se convertiría en el barco de pasajeros más antiguo de Galicia.

El fin principal de este balandro era el de transportar por mar sardinas en salazón procedentes de las dos fábricas que la familia Vieta poseía en Muros, y eso fue lo que hizo durante casi ochenta años en los que surcó mares impregnados por la inestabilidad propia de una época plagada de conflictos bélicos.  Fue a finales de los años 90 cuando la familia propietaria decidió retirar la embarcación del servicio que hasta entonces había prestado, algo que finalmente impidió un grupo de antiguos marineros que decidieron unir sus fuerzas para evitar su desaparición cuando en mayo del año 2004 se decidió que la embarcación sería llevada al desguace.

5a484c769170b0538d3b0443b73b5170_XL

La idea de este grupo de marineros era rehabilitar el velero de forma artesana, y así lo hicieron. El problema principal residía en la falta de ayudas económicas para llevar a cabo cada una de las obras necesarias para mantener al Joaquín Vieta en perfectas condiciones, por lo que surgió la idea de utilizarlo para realizar excursiones a través de diferentes tramos de la costa gallega. Así pues, tras más de 10 años de rehabilitación, este balandro centenario se ha convertido en un barco museo que presta servicios turísticos con el objetivo de recaudar fondos para culminar una restauración con un coste elevado. Pero, ¿qué es lo que ofrece esta embarcación que no ofrezcan otras?

Por una parte, el hecho de ser el velero más antiguo de Galicia aún en servicio, hace que cualquier viaje a bordo del Joaquín Vieta se convierta en una experiencia única. Por otra, las excursiones en este histórico barco no están hechas para aquellos que no estén dispuestos a contemplar los bellos paisajes que ofrece la costa de Galicia al tiempo que aprenden, de forma práctica, acerca de un sector tan ligado a nuestra tierra como es el de la navegación.

Si el verano pasado la Asociación Joaquín Vieta organizó, con la colaboración de la Xunta de Galicia, excursiones a las Islas Cíes desde principios de agosto hasta mediados de septiembre, este año se ha optado por realizar un recorrido por la comarca del Barbanza durante todo el mes de julio, para mostrar tanto a sus visitantes como a sus vecinos la inmensa riqueza de su litoral. Así, el velero, que comenzaba su recorrido a principios de este mes en Rianxo, ha recorrido ya los puertos de Boiro y, desde hoy hasta el próximo 26 de julio estará en A Pobra, localidad que abandonará para poner rumbo a Ribeira, donde permanecerá desde el 28 de julio hasta el 2 de agosto.

Los viajes se realizarán de martes a domingo y todos aquellos interesados en subir a bordo del velero más antiguo de Galicia podrán hacerlo recogiendo previamente sus tickets, de forma gratuita, en las oficinas de turismo de las localidades por las que transcurrirá.

6128063724_1ae65069e1_b