09/10/2017

Descubre la ruta de los faros gallegos

Conocer la costa gallega desde una perspectiva que une lo paisajístico, lo histórico y lo deportivo es posible a través de la ruta de los faros. El litoral gallego, en el que se sitúan estas construcciones, está rodeado de quilómetros de vasta naturaleza, en la que se pueden practicar deportes como el senderismo o los paseos a caballo, al tiempo que se disfruta de un entorno presidido por los tonos verdes y ocres de la frondosa vegetación y los azulados del Atlántico. Desde Five Sensations, te proponemos un recorrido por toda la belleza del norte y el sur de Galicia.

Ferrolterra y Ortegal

Comenzamos por el norte. Las comarcas de Ferrolterra y Ortegal reúnen algunos de los faros más imponentes de toda Galicia. El más septentrional de la Península Ibérica es el de Estaca de Bares, situado en la localidad de Mañón. Este faro mide 33 metros y se encendió por primera vez en el año 1847. Los amantes de la ornitología también pueden disfrutar del observatorio de aves que hay en las proximidades de la torre.

Más al sur podemos encontrar el faro de Cabo Ortegal, ubicado en Cariño. Desde él, podemos disfrutar del espectacular conjunto rocoso que forman los Tres Aguillóns. Se trata de tres peñascos puntiagudos sobre los que bate el oleaje. También se pueden divisar, al oeste, los acantilados de Punta do Limo y de Vixía da Herbeira. Este último es uno de los más elevados de Europa, con 613 metros de altura sobre el nivel de mar, que los sitúan entre los más altos de Europa.

El faro de Punta Frouxeira, en el municipio de Valdoviño, se caracteriza por su estilo vanguardista. Y es que es uno de los últimos faros construidos en Galicia. Se incluye dentro del Espacio Natural da Lagoa e Areal de Valdoviño, formado por la playa, la laguna y las marisma.
La ciudad de Ferrol da cobijo a dos faros: el faro de Cabo Prior y el faro de Cabo Prioriño. El primero data del año 1853 y se encuentra en la parroquia de Covas. Desde él, podemos divisar la ría de Ferrol en su inmensidad. El segundo, se sitúa a la entrada de la ría, a unos 30 metros sobre el nivel del mar, y dispone de un centro de interpretación.

faro de Punta Frouxeira

Área metropolitana de A Coruña

Si en Galicia existe un faro emblemático, ese es el de la Torre de Hércules. El único faro romano que, desde su construcción, ha seguido en funcionamiento. Su gran riqueza patrimonial llevó a la UNESCO a declararlo Patrimonio de la Humanidad en 2009. Desde sus orígenes, a mediados del siglo I, ha sido objeto de numerosas leyendas que le han otorgado un halo místico alimentado por su privilegiada ubicación.
Aunque menos conocido y más pequeño, el faro de Mera, en el municipio de Oleiros, goza de una preciada posición que en la que es posible divisar la bahía de A Coruña. El pueblo de Mera cuenta con playas con encanto, tranquilas y resguardadas.

Torre de Hércules

Costa da Morte

En el oeste de la provincia de A Coruña, en la localidad de Camariñas, se encuentra el faro eléctrico más antiguo de toda España; el de Cabo Vilán. Esta torre y el imponente paraje que la rodea están catalogados como Sitio Natural de Interés Nacional, por su gran valor ecológico. En su interior se puede visitar el Centro de interpretación de los Naufragios, Faros y Señales Marítimas y también una sala de exposiciones.

La zona más occidental de Galicia, en la localidad coruñesa de Muxía, la corona el faro Touriñán, situado en el cabo del mismo nombre. Esta torre luminosa de 11 metros fue construida en el año 1898, aunque su última reforma data de 1981. Ubicado en plena Costa da Morte, el faro Touriñán se sitúa ante un océano que a menudo se manifiesta con toda su fuerza.

Por último, no podía faltar el faro de Fisterra, inaugurado en 1853. Este monumento de base octogonal y situado a 138 metros sobre el nivel del mar, es el segundo más visitado de Galicia, solo por detrás de la Catedral de Santiago de Compostela. Desde él pueden divisarse la costa carnotana y la ría de Corcubión. La profusión de niebla en la zona obligó, a finales del siglo XIX, a instalar al lado del faro una sirena conocida como “la vaca de Fisterra”, por los sonidos que emite para advertir a los navegantes en días en los que la orientación se hace prácticamente imposible por la falta de visión.

faro de Fisterra