03/08/2015

Avistando los mejores paisajes de la costa gallega

El litoral de Galicia conforma uno de los mayores valores paisajísticos de nuestro país. Muchos son los turistas y profesionales del sector audiovisual que cada año se deciden a recorrer nuestra tierra buscando captar con su mirada o el objetivo de su cámara la confluencia del mar y la tierra —algo tan prosaico sobre el papel como atractivo y artístico sobre el terreno— desde un lugar privilegiado.
Con la idea de proporcionar a los viajeros la oportunidad de divisar la belleza paisajística gallega desde una altura que les permitiese apreciar cada uno de sus detalles, nació en el año 2013 la Ruta de los Faros. Esta ruta consiste en un trayecto en tren que tiene como punto de partida la localidad de Ferrol y como destino la de Ribadeo, haciendo paradas en cada uno de los faros y miradores más valorados del norte de Galicia. A continuación, os presentamos los diferentes puntos en los que se detiene recorrido.

La primera parada la realiza el tren en el faro de Cabo Ortegal, una edificación de 10 metros de altura con un alcance de 18 millas náuticas desde donde se divisan la Serra da Capelada y la Ría de Ortigueira. Este faro se encuentra en un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), que goza de esta distinción debido a su relevancia a la hora de contribuir a la conservación y la restauración de la biodiversidad. Las formaciones rocosas que componen el Cabo Ortegal poseen granito negro en su morfología, lo cual les hace ser las rocas más antiguas de la Península Ibérica con 1156 millones de años.

El próximo destino, el mirador de Vixía Herbeira, se sitúa en el municipio coruñés de Cariño y brinda una de las panorámicas de mayor belleza del litoral europeo. Este punto es el pico más alto de la Serra da Capelada, a unos 620 metros sobre el nivel del mar. Desde él, se pueden ver unos de los acantilados de mayor altitud e inclinación de Europa.

Bajando de Vixía Herbeira, los pasajeros podrán acceder al santuario de San Andrés de Teixido, una iglesia con una gran tradición popular a sus espaldas y punto de peregrinación para aquellos que quieren evitar una reencarnación poco benevolente ya que, como reza la leyenda, a San Andrés “va de muerto —convertido en alguna de las especies animales que habitan el lugar— quien no fue de vivo”. Emplazada en un lugar privilegiado desde el que se pueden ver los acantilados de la Serra de Capelada, esta iglesia mezcla los estilos gótico y barroco tanto en su interior como en su fachada.

san-andres-de-teixido

Una vez los viajeros hayan cumplido con su visita al santo, el viaje continuará hasta llegar al faro de Estaca de Bares, situado en el municipio coruñés de Mañón y desde el cual se puede ver la Ría de O Barqueiro. La peculiaridad que hace de este faro uno de los más célebres, está en su situación. Y es que el faro de Estaca de Bares se encuentra localizado sobre la invisible frontera que une el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico. La construcción, en funcionamiento desde la segunda mitad de siglo XIX, dispone de una altura de 33 metros con un alcance lumínico de 25 millas náuticas.

SONY DSC

Dejando atrás la comarca de Ortegal, el tren se dirigirá hacia Ribadeo, su último destino. Allí, los viajeros podrán disfrutar del faro de Illa Pancha, inaugurado en el año 1859 y situado en la desembocadura de la Ría de Ribadeo. Su fuente de luz, modificada en el año 1983, tiene un alcance de 21 millas náuticas, cuando la original disponía de tan solo 9 millas. El faro se encuentra comunicado con la villa de Ribadeo a través de un puente, a unos dos kilómetros del centro de la misma.

tg_carrusel_cabecera_grande

También en Ribadeo se encuentra la Praia das Catedrais, el arenal más visitado de todo el litoral gallego. Los encantos de esta playa de 1400 metros de arena fina son varios. Por una parte, están sus pedregosos arbotantes de más de 30 metros de altura y sus grutas rematadas por agujas. Por otra, el atractivo de contemplar las formaciones rocosas en perspectiva, viendo cómo unos arcos parecen situarse en el interior de otros. Todo ello sin olvidar los miradores desde los que se puede contemplar la costa de la Mariña Lucense.

playa-de-las-catedrales_7270497

Los pasajeros que, al finalizar la ruta en Ribadeo, quieran volver a Ferrol, podrán hacerlo también en tren y, aquellos cuyo destino y origen sea la ciudad de A Coruña, dispondrán de una conexión en autobús que saldrá desde Ferrol hacia Coruña y viceversa.