27/08/2015

6 lugares mágicos para perderte en Asturias

El Principado de Asturias es de sobras conocido por sus tres grandes ciudades históricas: Avilés, Gijón y Oviedo. Estos tres asentamientos urbanos se erigen como las tres aberturas de la ventana trifora, típica del arte prerrománico asturiano, que se ha convertido en uno de los emblemas identificativos de la región.  Sin dejar de lado el enorme atractivo cultural que despiertan las ciudades más relevantes, cabe señalar la existencia de un sinfín de pequeños rincones cargados de una gran plasticidad visual en Asturias. Os mostramos algunos de los pueblos con más magia del Principado.

–• Colombres

Esta pequeña parroquia del municipio de Ribadedeva es uno de los pueblos asturianos con un mayor número de muestras de arquitectura indiana, un estilo basado en las grandes viviendas de Latinoamérica que fue importado por los emigrantes asturianos retornados a finales del siglo XIX. Este tipo de construcciones supusieron una importante contribución al legado histórico de Colombres, que hasta entonces había estado relegado a un discreto segundo plano pese a ser un antiguo asentamiento medieval con interesantes huellas arqueológicas. Tal fue el beneficio que los indianos locales aportaron a su parroquia, que en una de sus impresionantes mansiones, conocida como la Quinta de Guadalupe, se creó en el año 1987 el Archivo de Indianos, un museo y centro de investigación sobre la emigración asturiana a América durante los los siglos XIX y XX.

Colombres

––• Cudillero

Como si de un lienzo se tratara, las ondas del mar parecen ir trazando sobre la superficie los perfiles de cada una de las pintorescas viviendas colgantes que pueblan esta pequeña villa costera. Esta localidad, que llegó a tener una de las flotas más importantes de todo el Cantábrico, está construida a lo largo de las laderas de tres montañas que la rodean en forma de anfiteatro. Sus decenas de coloridas casas situadas mirando hacia el mar, junto con sus tranquilas playas que invitan a fusionarse con el entorno de carácter pesquero y montañoso, hacen de Cudillero uno de los pueblos más bonitos y fotogénicos de toda España.

Cudillero

–• Lastres

La fama de esta pequeña localidad asturiana se disparó desde que su acantilado fue elegido para rodar los exteriores la serie de Antena3 Doctor Mateo. Para aquellos seguidores de esta producción televisiva, existe una ruta a través de la que se pueden recorrer los escenarios más característicos de los recogidos por las cámaras. Lastres es uno de los pueblos con más encanto de todo el Principado, algo en lo que influye su estructura, compuesta por callejuelas estrechas llenas de casas con galerías acristaladas típicas de la arquitectura tradicional asturiana. Uno de los puntos de mayor atractivo de la villa es el mirador de San Roque, situado en la parte alta del pueblo, y desde el cual se puede apreciar en su totalidad la impresionante belleza paisajística de este rincón de tradición marinera.

Llanes

• Ribadesella

Esta localidad toma su nombre del río Sella, que discurre hasta su desembocadura entre montañas, dividiéndolo en dos zonas diferenciadas y formando alguna que otra cueva que le aporta un toque único a la ya de por si gran belleza natural del lugar. La relevancia del río puede verse en la fiesta que se celebra en torno al evento deportivo más importante de Ribadesella, el Descenso Internacional del Sella, celebrado, cada año, el primer sábado posterior al día 2 del mes de agosto. Además de destacar por sus impresionantes condiciones naturales, este municipio destaca por su valioso patrimonio cultural e histórico, pues posee algunas de las muestras de arte rupestre más importantes a nivel nacional e internacional, presentes en la Cueva de Tito Bustillo, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2008.

Ribadesella

• Llanes

Poco más cabe decir de la enorme belleza de este pueblo aparte de aclarar que es la localidad asturiana más inmortalizada en el cine. Muchos han sido los directores que han visto en Llanes un lugar perfecto para ambientar una historia de ficción. Juan Antonio Bayona rodó allí El Orfanato, su misteriosa ópera prima. José Luis Garci hizo lo propio con su filme El Abuelo, y la productora Diagonal TV ambientó en Llanes la serie La Señora. Además de su carácter cinematográfico, el municipio dispone de un gran carácter artístico, parte del cual se refleja en Los Cubos de la Memoria, una colorista obra del artista vasco Agustín Ibarrola que, situada en el puerto de la villa, reflejan la memoria del territorio, la del arte y la del propio autor. Los visitantes tampoco deben abandonar Llanes sin acercarse hasta el Paseo de San Pedro, ubicado justo al borde del mar y con unas vistas impresionantes.

Llanes

• Luarca

Esta pequeña parroquia del municipio de Valdés ha sido bautizada como la Villa Blanca de la Costa Verde por sus características casas blancas con tejados de pizarra de una arquitectura muy típica en sus cercanos pueblos gallegos. Uno de los mayores atractivos de Luarca es su espectacular cementerio, uno de los más bonitos de toda España y en el que descansan los restos del Premio Nobel de Fisiología y Medicina Severo Ochoa, natural del pueblo. ‘La Atalaya’, que es el nombre que recibe el promontorio en el que se encuentra el camposanto, es el punto con mejores vistas de la villa. Desde él, puede apreciarse con todo detalle el pequeño puerto pesquero y la bella bahía.

luarca